19 Nov 2012

Análisis del nuevo Kindle Paperwhite

Comments Off on Análisis del nuevo Kindle Paperwhite Compras, General, Herramientas


En noviembre de 2007, Amazon lanzó al mercado su primer Kindle. Casi 5 años más tarde presenta en Estados Unidos su nuevo Kindle Paperwhite, un prometedor ereader de quinta generación que llegará a España el próximo enero. Gracias a un amigo e impaciente comprador he podido probarlo ya. Aquí os dejo el análisis.

Nota: Las comparaciones se realizan con un (mi) Kindle de tercera generación, adquirido en agosto de 2010, y ahora conocido como Kindle Keyboard (KK, pun intented). Los 2 modelos tienen la funda oficial en todas las fotografías.

 

1. Dimensiones y arranque.

El nuevo Kindle Paperwhite (KP) es apreciablemente más pequeño y ligero. Si no se dispone de referencias al lado, es fácil creer que la pantalla — lo que verdaderamente importa del dispositivo — es más pequeña que la de un KK, pero viéndolas lado a lado se certifica que el tamaño es idéntico.

 

Kindle Paperwhite frente a Kindle Keyboard

La eliminación del teclado y de los botones laterales, junto a la circuitería asociada a ellos, deja al KP con un grosor verdaderamente reducido. El peso con funda es el de una libreta tamaño cuartilla, sensiblemente menor que el del KP con funda.

Delgado incluso con funda

La velocidad de arranque es casi idéntica entre ambos dispositivos. Dado que este parámetro carece de importancia para un dispositivo como éste y en todo caso es de pocos segundos, no parece que Amazon haya invertido mucho para mejorarlo.

Vídeo comparativa arranque

El arranque del KP puede ejecutarse de dos formas: mediante pulsación de botón o mediante desplazamiento de funda. La primera alternativa, la habitual, consiste en pulsar el único botón que el KP tiene, situado en la parte inferior del dispositivo junto al conector microUSB. La otra alternativa (de la que no hay vídeo), es similar a la implementada por Apple en su iPad 2. Si se dispone de funda oficial, al descubrirla, el dispositivo detecta la separación de una pestaña imantada y se activa automáticamente sin más intervención. Este mecanismo es muy cómodo y será la opción corriente para quienes adquieran la funda. De hecho, desde que tiene el Kindle Paperwhiter, mi amigo no había probado el botón hasta estas pruebas; dudo que vuelva a emplearlo.

 

2. Contraste, iluminación y regulación.

Otro de los puntos vitales para un ereader es el contraste, la diferencia de color entre la fuente de texto (negra) y el fondo de la pantalla. El contraste ideal se produce en el papel no reciclado: blanco frente a negro. Todos los ereaders tienen pantallas en gris.

KP anuncia a bombo y platillo (y lo lleva incorporado en su propio nombre) que han logrado la pantalla blanca.

Es falso.

En la primera foto de este artículo — mejor dicho, en todas las fotos de este artículo — ambos dispositivos descansan sobre una pieza de papel blanco. Ese color debería ser la meta y, como se percibe a simple vista, ni el KK ni el KP están ni siquiera cerca de hacerlo. Pero lo que nos sorprendió es que, en realidad, la diferencia es imperceptible entre ambos ereaders, pese a que el salto entre ellos no es de una generación, sino de dos.

Estructura interna de Kindle Paperwhite

El truco de KP está en su iluminación. A diferencia del KK, que no trae luz de serie, el KP dispone de una tecnología de luz frontal homogénea. El dispositivo puede regularse en 24 gradientes; el que hemos visto hasta el momento corresponde con la mínima iluminación.

La siguiente fotografía muestra la iluminación media (12 grados).

Y ésta, la iluminación máxima que proporciona el dispositivo.

La iluminación es claramente frontal, como la de cualquier tableta tipo iPad. Esto implica que la vista se cansará con rapidez en situaciones de poca luz ambiente con los 24 grados del KP activo. Sin embargo, la mayor parte del tiempo se podrá escoger una luz de menor intensidad y mejorar así la experiencia lectora.

 

3. Cambio de página y navegación.

El tercer aspecto esencial para un dispositivo de lectura corresponde con el mecanismo para pasar de página. El KK posee cuatro botones, dos a cada lado, desde los que se puede pasar a la página anterior (botón superior) o a la siguiente (botón inferior). El botón inferior (página siguiente) es de mayor tamaño para facilitar la tarea que se realiza con más frecuencia en la vida de un ereader.

El KP (en realidad, la generación anterior de productos de Amazon) elimina estos botones e incorpora en su lugar una pantalla completamente táctil, a través de la cual se realizan todas las interacciones. Como muestra el siguiente gráfico, cualquier pulsación en una amplia zona de la derecha del KP provocará que se pase a la página siguiente; pulsar en la zona izquierda retrocederá una página. La zona superior se reserva para el acceso al menú.

Zonas táctiles en la pantalla de Kindle Paperwhite

La velocidad de cambio de página ha mejorado desde el KK pero, al menos por las impresiones iniciales, sigo prefiriendo pulsar un botón a tocar la pantalla en la que estoy leyendo. Eso sí, la desagradable “pantalla en negro” que se ve al cambiar de página en KK ha desaparecido por completo en KP.

Velocidad de cambio de página

 

Como hemos comentado, al menú se accede tocando en cualquier punto de la parte superior del KP.

Menú principal

 

A pesar de lo sencillo del primer nivel, la navegación no es intuitiva y tuvimos que indagar más de una vez para encontrar lo que buscábamos. Pero dado que no hay demasiadas opciones, unas cuantas veces deben bastar para memorizar dónde va cada cosa.

 

4. Almacenaje, carpetas.

No ha habido importantes avances en este apartado. El sistema de almacenaje sigue siendo tan nefasto como siempre y para lectores con cientos de ebooks es imposible de gestionar elegantemente desde el propio dispositivo.

Dos minúsculos avances con respecto a mi Kindle son las portadas y la opción de seleccionar más de un ebook para una operación.

Portadas de libros en Kindle

La visualización con portadas ayuda a reconocer el libro de manera más rápida, pero dadas las dimensiones de la pantalla, hay que pasar muchas páginas para encontrar uno concreto.

Y aquí surge una anomalía. Si bien el paso de página habitual consiste en tocar en cualquier punto de una zona, aquí hay que arrastrar el dedo (al estilo iPad) para pasar a la siguiente pantalla de contenido. Esta discrepancia de usabilidad se repite en otros puntos. Aunque sea natural que Amazon haya preferido hacer más sencillo el paso de página en un libro (con un toque en cualquier punto) a hacerlo homogéneo en todo el dispositivo (arrastrando el dedo), esto causa extrañeza y requiere cierto uso para habituarse.

 

La selección múltiple de ebooks para varias operaciones (como darlos de alta dentro de una carpeta) no es suficiente para hacerlas verdaderamente prácticas, pero es un pasito adelante que se agradece:

Selección múltiple en Kindle

Creo que estas mejoras ya aparecían en la anterior generación Kindle, pero no he podido confirmarlo.

 

5. Diccionario, subrayado.

KP trae dos diccionarios incorporados de serie (uno en inglés y el de la RAE) y. si es como modelos anteriores, permite la adición de nuevos diccionarios.

Para obtener la definición de una palabra, basta con pulsar encima y en unos segundos aparece.

 

Crear una nota o subrayar es algo más complicado. Hay que pulsar en la zona donde se quiere comenzar la selección e ir arrastrando el dedo, pulsando hasta la zona final. Al terminar aparece un pequeño popup con las opciones disponibles:

Popup de selección

 

Una función útil es el texto predictivo. Al redactar notas de texto aparece el consabido teclado y, en una estrecha franja, Kindle sugiere palabras para completar lo que estemos escribiendo:

Notas, teclado y texto predictivo

Pese a haber perdido el teclado físico del KK, la toma de notas en KP es cómoda, dado que el espacio para el teclado es razonable (incluso superior al disponible en los teclados de la mayoría de smartphones) y, sinceramente, el teclado del KK era testimonial.

6. Ritmo de lectura.

En muchas de las imágenes (por ejemplo, en la anterior) se aprecia en la parte inferior una leyenda. KP indica el tiempo restante de lectura para el libro y el porcentaje de avance. Emplea el ritmo de lectura actual (cuántas páginas hemos pasado en cuánto tiempo) para realizar la estimación. La precisión puede no ser óptima, pero es indudablemente muy práctica para tener una orientación. Si se pulsa en esa zona, KP alterna entre mostrar el tiempo restante de lectura y mostrar la posición dentro del libro, la única opción disponible en KK.

Por otro lado, KP ofrece algo más interesante incluso: el tiempo restante para terminar el capítulo en curso. Pero, salvo que sea configurable a través de alguna opción, sólo aparece en la parte de abajo de la pantalla al pulsar el menú superior: no es muy engorroso, pero no está siempre disponible en pantalla.

Al pulsar en la parte superior para hacer aparecer el menú, también se muestra información sobre la lectura (en la parte inferior de la imagen)

 

7. Características no probadas

De entre las novedades que presenta KP hay dos que no pudimos probar pero que no creo que sean interesantes: Panel View y X-Ray.

Panel View es exclusiva para cómics. Si no entiendo mal, su función es organizar los cómics de forma que el paso de página habitual “navegue” de viñeta en viñeta en el cómic. Dudo que KP sirva para ver cómics, por mucho Panel View que incorpore, pero la tecnología estará disponible también en las tabletas de Amazon, donde seguramente sea más práctica.

X-Ray “radiografía” el libro y ofrece información sobre los personajes, los capítulos donde aparecen, los lugares que se mencionan en el libro, etc. Si esto se realiza de forma automática será inútil y tedioso; si se realiza por una comunidad de usuarios o por la propia Amazon, será incompleto y con errores. Sin haberlo probado, creo que sólo sirve para decir que se tiene.

9. Resumen

Podría seguir hablando de las fuentes seleccionables (tanto en tipo como en tamaño), o de los marcadores, o de la falta de perfiles personalizados en caso de que haya más de un lector que utilice el dispositivo, pero el artículo sería más tedioso todavía.

Resumiendo, Kindle Paperwhite es el mejor Kindle hasta la fecha, como era de esperar. Tiene sombras y luces, pero sobre todo deja la impresión de que Amazon mejorará siempre su producto estrella sólo hasta donde sea necesario para seguir vendiendo libros, que es donde verdaderamente está su negocio. Kindle Paperwhite es un excelente producto de gama media, pero los que consumimos libros como oxígeno seguimos esperando que Amazon (o algún otro) ponga toda la carne en el asador para ofrecernos un ereader de lujo con el que poder afirmar con convicción que el papel ha muerto.


Comparte esta entrada:
  • Facebook
  • Twitter
  • StumbleUpon
  • Digg
  • del.icio.us
  • Meneame
  • Google Buzz
  • Bitacoras.com
  • email
Tags: , , , ,
written by
The author didn‘t add any Information to his profile yet.
Related Posts
Comments are closed.