19 Jan 2011

Cómo un joven escritor consiguió el premio Nobel

No Comments Noticias, Novela, Reseña


Tal día como ayer, hace 75 años, moría Rudyard Kipling, premio Nobel de literatura de 1907. Fue el primer escritor en lengua inglesa en recibirlo y, hasta la fecha, el escritor más joven que ha sido galardonado con esta distinción.

No te aburriré, amigo, con datos biográficos. Nació en 1865 y como hemos dicho, murió tal día como ayer hace tres cuartos de siglo. Vivió y escribió. Puedes consultar su entrada en la Wikipedia para conocer más datos triviales de los que yo sabría darte.

Es de su obra de lo que quiero hablarte. Recomendar libros de uno de los mejores escritores del siglo XX es una osadía, pero aún así, os dejo una breve lista de sus obras más populares.

  1. El libro de la selva“. ¿Quién no ha visto la película de Disney? Es una maravillosa película, basada en un excepcional libro de Kipling.
  2. ¿A quién no suena “Capitanes intrépidos“, aunque no sepa que es una obra de Kipling?
  3. Kim“. Escrita en 1901, se trata – según los panfletos – de una novela de picaresca. En realidad, es una obra iniciática. Lenta y tranquila, poco recomendable para el lector actual si no está dispuesto a imbuirse en su lectura. Si decide embarcarse en este viaje, no se arrepentirá.
  4. Si“. El archiconocido poema, popularizado aún más gracias a un anuncio (de Repsol, creo, con la portentosa voz de José Sacristán), el “si” de Kipling sigue siendo fuente de citas y menciones: “…si sueñas, y los sueños no te hacen su esclavo; si piensas y rechazas lo que piensas en vano; si tropiezas con el triunfo, si a la cumbre llega tu derrota y a estos dos impostores los tratas de igual forma…

Podríamos seguir, pero pararemos aquí. Haré sólo mención al libro que de verdad quería recomendarte hoy.

Historias para niños, lectura para todos

Precisamente así” es un libro infantil. Es un libro pensado para que los padres lo lean a sus hijos, en voz alta. El propio Kipling leyó las historias de este libro a sus hijos pequeños, y fue el único libro que ilustró él mismo.

No hay frases rimbombantes en este libro, ni podrás presumir de haberlo leído mientras tus amigos se jactan de haber terminado “El cementerio de Praga” o la última novela de Martin Amis. No es una lectura “cool”, ni un libro intelectual. No explora las inquietudes del alma humana, ni es lo que, a priori, uno espera leer de un premio Nobel.

Por eso, especialmente por eso, te lo recomiendo. Es un libro mágico, en el sentido amplio de la palabra. Y disfrutarás de su lectura, independientemente de tu edad.

Las historias “simplemente así” (just so stories) son cuentos breves sobre cómo sucedieron algunas de las cosas del mundo: cómo el camello consiguió su joroba, o el leopardo sus lunares, o cómo se escribió la primera letra del alfabeto, por ejemplo.

Lee en voz alta cada historia, saboréala, cuéntasela a tus hijos o sobrinos. Imita la profunda voz de la ballena o el mínimo susurro con el que hablaría el pececillo astuto. Vuelve a ser un niño, y vuelve a encontrarte con las historias puras y directas, con la literatura sincera.

Te dejo las primeras líneas del primero de los cuentos:

ASÍ FUE COMO LA BALLENA SE HIZO CON SU GARGANTA

Había una vez, oh mi querido niño, una ballena que vivía en el mar y comía peces. Comía lubinas y sardinas, salmones y camarones, cangrejos y abadejos, a los meros y a sus compañeros, comía jureles y verdeles y hasta a la en verdad retorcida y escurridiza anguila se comía.

A todos los peces que en el mar podía encontrar se los comía con la boca -¡así! Hasta que al fin sólo quedó en el mar un pececillo, y era un pececillo astuto que nadaba un poco por detrás de la oreja derecha de la ballena para no correr peligro.

Entonces la ballena se irguió sobre su cola y dijo:

– Tengo hambre.


Y el astuto pececillo dijo con astuta vocecita:

– Noble y generoso cetáceo, ¿has saboreado al  hombre alguna vez?
– No – respondió la ballena -. ¿A qué sabe?
– Rico – dijo el pececito astuto -. Bueno, aunque correoso.
– Entonces tráeme algunos – dijo la ballena, y de un coletazo levantó una montaña de espuma.
– Con uno cada vez es bastante – dijo el pez astuto -. Si nadas hasta la latitud de Cincuenta Norte y la longitud de Cuarenta Oeste – es mágica – encontrarás, sentado
sobre una balsa, en medio del mar, llevando sólo unos pantalones de lona azul, unos tirantes – no has de olvidar los tirantes, mi niño querido – y una navaja, a un marinero náufrago, que, he de prevenirte, es hombre de sagacidad y recursos infinitos…”

Gran parte de la obra de Kipling (si no toda) ya no está restringida por derechos de autor. Por eso, en sitios como gutenberg.org puedes descargarte sus libros en múltiples formatos (desde EPUB hasta Kindle con imágenes, pasando por texto plano y HTML). La pega: están en inglés. Sospecho que también habrá sitios donde descargar legalmente estos libros en español, pero no los conozco.

Dime, amigo,  ¿has leído algo de Kipling? ¿Cuál de sus libros es tu favorito?


Comparte esta entrada:
  • Facebook
  • Twitter
  • StumbleUpon
  • Digg
  • del.icio.us
  • Meneame
  • Google Buzz
  • Bitacoras.com
  • email
Tags: , , , , , , ,
written by
The author didn‘t add any Information to his profile yet.
Related Posts
Ningun comentario a “Cómo un joven escritor consiguió el premio Nobel”

Deja un comentario