30 Jul 2012

Doce consejos para escritores noveles

41 Comments Ensayo, General


Para los escritores, la parte más dura de todo su trabajo es ordenar y plasmar con precisión y belleza los pensamientos en papel (u ordenador); pero, una vez finalizada esta labor, una vez se ha dado por completada la tarea que asociamos con ser escritor, empieza el siguiente reto: vender la novela. O, en este caso, que alguien la lea.

Recibo muchos correos de jóvenes (y no tan jóvenes) escritores primerizos que quieren que reseñe sus novelas en el blog.

Voy a utilizar la correspondencia que intercambié con uno de esos autores para ejemplificar lo que hay que hacer y lo que no a la hora de comunicarse con el resto de personas que forman parte de la vida de tus novelas (lectores, editores, traductores, etc.).

Para respetar su privacidad, no mencionaré el nombre del escritor: lo llamaré señor X.

Todos los textos son reales y han sido reproducidos íntegramente: sólo han sido modificados para no mencionar nombres ni enlaces concretos.


De: Señor X

Para: bloguero1, bloguero2, …, blogueroN

Asunto: Promoción de mis libros

He publicado recientemente 4 libros y quisiera ser promocionado en su blog o página. El blog donde hablo de mis libros es blogdelsenorX. En otroblog también hago reseñas de mis libros. Mi concepto de la literatura es la regeneración ética de los sentimientos de los lectores. Tengo muestras de mis poemas en sitio1 y en sitio2 y de mis cuentos en sitio3

Feliz día. Un saludo afectuoso.

Adjuntos: 5 fotos (una del escritor, las otras  las portadas de los libros), sinopsis de los libros en un Word y biografía del escritor.

CONSEJO 1. Dirígete personalmente a quien escribes.

El primer problema está en el “Para”. Cuando mandas un correo impersonal a cien destinatarios se llama SPAM. Es una falta de respeto. No es un correo digirido (en este caso) a mí. El señor X no sabe quién soy. Esto no resulta nada atractivo para el propietario del blog (en este caso yo) o de la editorial a quien se remita el correo. Directamente será descartado.

En este caso, lo correcto es escribir algo en estos términos:

Buenos días (nombre del bloguero),

He descubierto tu blog (nombre del blog) y me encantaría poder contar con tu colaboración.

Me presento: …

No es necesario deshacerse en elogios, ni siquiera ser seguidor del blog con el que quieras colaborar (aunque realmente es lo mínimo que puedes hacer…), sino tener una minúscula cortesía. Para una editorial o agente sí es necesario un mayor esfuerzo para demostrar que conoces su trayectoria, que tienes claro a qué sectores se dedican exactamente y que tu carta no les hará perder el tiempo.

¿Por qué va a perder alguien el tiempo conociéndote, si tú no lo has perdido antes para conocerlo a él?

Por descontado, el asunto del correo también es incorrecto. “Solicitud de colaboración” no es muy imaginativo, pero al menos es educado.

CONSEJO 2. Incluye un extracto de alguno de tus libros.

Te estás dirigiendo a un lector (o a muchos lectores, como en este caso…) que tiene un blog. No importa tu biografía. La sinopsis de tus libros es útil para descartar rápidamente si tu novela encaja o no con las preferencias del lector o editor, así que está bien incluida. No incorpores tu foto salvo que seas modelo. Y sí: manda las primeras 30-50 páginas de tu novela en PDF o algún otro formato de gran compatibilidad y que las palabras de tus libros hablen por ti. Si alguien supera la falta de respeto de haber sido incluido en un correo de SPAM, le interesará ver una muestra de tu trabajo.

Ésta fue mi respuesta (disculpad la pésima redacción; la escribí rápidamente en un móvil):

De: Pedro

A: Señor X

Hola Señor X,

Gracias por contar con mi blog. No hago publicidad de libros, salvo por grandes eventos editoriales. Lo que sí puedo hacer es leer libros y reseñarlos si me parece adecuado hacerlo.

Desgraciadamente, en este momento mi agenda de lecturas está desbordada, por lo que no puedo comprometerme a nada.

Siento no poder ofrecerte ningún tipo de colaboración. Como sugerencia, que eres totalmente libre de ignorar, te recomendaría subir tus libros a Amazon en formato digital y regalarlos temporalmente para ganar cierta visibilidad, aunque entiendo que esta solución no sea adecuada para todo el mundo.

Un saludo.

CONSEJO 3: Si autopublicas, hazlo con los grandes.

El correo del señor X no merecía ninguna respuesta (recordemos: escribir impersonalmente a decenas de destinatarios es SPAM). Sin embargo, todo el mundo tiene derecho a equivocarse y puede que le venga bien una ayuda. En este caso, mi consejo era (es) que si autopublicas (y el correo llega de un escritor, no un agente o una editorial, lo que indica o debería indicar que está autopublicándose), lo hagas con algunos de los grandes: Amazon o Apple. Amazon es quien lleva más tiempo en esto y, aunque no tengo datos que lo confirmen, sospecho que es quien mejor funciona para novelistas.

La respuesta del señor X fue la siguiente:

De: Señor X

A: Pedro

Tu agenda me da a mi la impresión de que es bastante gris, date un gustazo y lee mis poemas, que gustan hasta a quien la poesía no le dice nada o mi novela, que tiene momentos sublimes y tiene un estilo impecable o mis casi 300 cuentos cuyo final es imposible de predecir en casi cada uno de los casos… Pero es una sugerencia que puedes ignorar. No puedo subir mis libros gratis en Amazon porque los libros no son propiedad mía sino de editorial desconocida y tendría que pagarlos yo de mi bolsillo.

En fin, sigue con tus novelas sobre extraterrestres y vampiros lunares :/

Feliz domingo.

CONSEJO 4: Sé profesional.

Ya lo sabíamos, pero en este correo es todavía más evidente que estamos tratando con un aficionado que no se toma en serio su trabajo ni el del resto de personas. Desde los insultos hasta la ridícula defensa de sus escritos, todo en este correo rezuma a novato. Evítalo: contesta siempre con profesionalidad, tacto y cortesía. Incluso cuando no leas lo que tú esperas.

CONSEJO 5: Escribe sólo a quien realmente quieras que lea/publique tu trabajo.

Si por casualidad mi blog tuviera reseñas sobre libros de extraterrestres y vampiros lunares y las novelas del señor X no tratan de estos temas, ¿por qué me escribe? Es importante no hacer perder el tiempo a los potenciales lectores o editores de tus escritos. No cualquier sitio es bueno para que hablen de tu obra. Investiga los blog (o editoriales, o agentes) y sólo envía tu correspondencia a aquellos que sean afines a tu trabajo. Ahorrarás tu tiempo y el del resto, a la vez que tendrás más probabilidades de éxito.

De todos los tipos de aficionados, sólo podía tratarse de un avaro o un megalómano (o una combinación de ambos). Los avaros pretenden que compres su obra y luego hables de ella; los megalómanos están por encima de cualquier criterio que no los reconozca como grandes genios de la literatura (es decir, por encima de todos).

Más divertido que irritado y con la mente puesta en escribir esta entrada, respondí para averiguar cuál de los dos era.

De: Pedro

Para: Señor X

¿Me regalas un ejemplar?

Me temo que no sigues mucho mi blog, por los comentarios que haces.

Me regaló los libros, así que era megalómano:

De: Señor X

A: Pedro

Pues te regalo los pdf de la maquetación. No sé si podrás pasar el pdf a tu ebook no entiendo mucho.

Ahí los tienes los cuatro, disfrútalos 🙂

Feliz domingo, Pedro.

CONSEJO 6: Si quieres publicidad, necesitas regalar ejemplares.

Sé que es duro regalar tu trabajo, pero incluso los grandes escritores regalan decenas de ejemplares (digitales y de papel) para que los reseñen en periódicos, blogs, revistas. Si quieres que alguien lea tu obra, es obligatorio que se la entregues sin coste. No seas un aficionado avaro…

Leí las primeras páginas de la novela y (como era previsible) no me gustó. Respondí:

Hola señor X,

He leído las primeras páginas de la novela y no me convence. Si me aceptas un consejo, trabaja durísimo esas primeras páginas, porque son las que deciden que un lector siga (o no) y que un lector compre (o no). 

Lo siento.

Un saludo.

CONSEJO 7: Las 5 primeras páginas son fundamentales.

Me disculpo por la falta de magia de este consejo. Estoy seguro de que Joyce me escupiría (y con razón) por escribir esto. Si eres un escritor de talento, si escribes Alta Literatura, olvídalo: no te hace falta. Tu prosa y su estilo van a desbordar por todos lados. Si no, si eres como el 99,99999% de los escritores y de los intentos y abortos de escritor, síguelo a rajatabla. Engancha con tus primeras páginas con lo que hagas mejor: establece un buen misterio, lanza unas frases iniciales descomunales. Atrapa al lector para que desee seguir leyendo. Da en esas páginas iniciales el do de pecho. Es triste, los sé, pero así funciona esto. Y no me creas a mí: compra este libro de Noah Lukeman (agente y escritor profesional) que, casualmente, se llama “The First Five Pages” y mira lo que dice.

Un editor puede recibir cientos de ejemplares cada mes. Cientos. No tiene tiempo de evaluar cada uno de ellos con la dedicación que cada escritor cree que su obra merece. Por esto es fundamental salirse de todos los parámetros en las primeras páginas: cualquier error de formato, ortográfico, de ritmo, de estructura, será un rechazo inmediato. Asúmelo cuanto antes, pasa por el aro y cuando seas un autor superventas o tengas un público fiel, escribe lo que quieras, pues se venderá solo.

Esta es la sorprendente primera respuesta del señor X:

De: Señor X

A: Pedro

Quizá tengas razón, la novela es una novela primeriza, me encontraba como un elefante en una cacharrería pero es lo suficientemente corta como para que no te quedes con la primera página, hombre, yo que sé…

Gracias.

(Aquí no tengo consejo que añadir. Me parece un respuesta correcta y sincera. Si la hubiera dado al comienzo… y si se hubiera quedado aquí…)

Pero como buen megalómano, al rato envió otro correo en un tono bien distinto. Yo no había respondido nada: el señor X no necesitaba mi respuesta.

De: Señor X

A: Pedro

No creo que a la literatura de verdad le vengan bien tus consejos de marketing. Yo escribo para perdurar en el tiempo, no para ganarme una mísera soldada. No me convence ese “lo siento”. Me suena a jactancia de lector experto en leer las primeras páginas y sacar conclusiones “prejuiciosamente autorizadas”. Si lees, lee para sentir lo que lees, no para tomarte tan en serio tu trabajo.

Me sabe mal que seas tan poco receptivo porque eras el único que ha contestado a mi email de esta tarde. Bien, no me hace falta tu ayuda, he perdido la tarde pero no voy a perder mi destino.

Llevo poco más de un año escribiendo en internet y la gente inteligente me sabe admirar, no así los monosabios ni los que esperan que agache la cerviz y les lama las manos. He conseguido mucho más en un año que otros en cinco. Mi talento no es una fantasía que yo haya elaborado para superar mi escasa autoestima, es un valor objetivo que puede reconocer cualquier persona inteligente que sepa lo que es la literatura. Pero no puedo ni quiero imponer mi criterio a los demás. No soy autoritario sino que lo que me guía en este mundo es precisamente liberar al hombre de sus malditas cadenas. Soy tozudo, como mi padre, que en paz descanse, y sé que algo sí se moverá en el mundo gracias a lo que escribo, y si no ocurre así, al menos mi fe en ese objetivo habrá justificado la vida que me quede.

Un saludo.

Yo también siento lo tuyo.

CONSEJO 8: Escucha las críticas.

Es evidente que el señor X no sabe encajar las críticas. Conozco pocos libros sobre los que no sea capaz de sacar algo mejorable (con razón o no). En las 500 o 600 páginas de cualquier novela, es casi imposible que el nivel sea homogéneo y que la prosa sea perfecta en cada frase, que el ritmo no baje en algún momento, que alguna caracterización, algún adjetivo, algún matiz, no pueda ser más preciso y exacto.

Las críticas destructivas puedes ignorarlas sin más. Los halagos vacíos también. Las críticas constructivas, las que pretenden darte el punto de vista sincero de un lector, escúchalas atentamente: si varios lectores te dicen lo mismo, quizá tengan razón y estén viendo algo que tú no. Agradece el esfuerzo que están haciendo al comunicarse contigo para darte esa valiosa información y procésala: puede que así no aprendas a ser mejor escritor, pero sí sabrás qué espera leer tu público.

Respondí, cerrando la conversación. Me gusta ayudar (si puedo y sé), siempre que mi ayuda sea necesaria o solicitada. El señor X es un caso perdido:

De: Pedro

A: Señor X

Hola Señor X,

Comprenderás que es difícil ayudar a quien no necesita ayuda. Recuerda que has sido tú quien me ha buscado, no al revés.

Tómate mis consejos como quieras, por supuesto. Y sigue viviendo tu sueño de ser escritor. Contra una buena fe y una prosa indestructible no se puede hacer nada, y el tiempo acaba dando la razón a unos y quitándosela a otros. Creo que te falta lo segundo, pero es solucionable.

Sólo te pido que no me juzgues a mí por no dedicar mi tiempo a leer algo que tú mismo reconocías hace un rato que quizá necesite mejorarse.

Siento haberte hecho perder la tarde.

Me despido.

Un saludo y suerte.

CONSEJO 9: Ten fe en ti mismo (pero no exijas a otros que la tengan).

La fe en sí mismo que demuestra el señor X es algo recomendable. Por dar algunos ejemplos conocidos, J.K. Rowling y Stephen King mendigaron atención en decenas de editoriales. Decenas de rechazos. Si no estás dispuesto a tener esa fe en tu trabajo, déjalo ya: nunca serás escritor. Hay casos excepcionales de escritores que han colocado sus novelas a la primera, sin esfuerzo, pero son minoría. El resto de los mortales, desde los más grandes hasta los más pequeños, han tenido que llamar a muchas puertas para que alguien les abra.

Una vez te han rechazado, no insistas: ten la elegancia de continuar tu camino sin menospreciar a nadie. Mejora tu novela si sabes lo que falla y continúa con la siguiente puerta.

Y esta vez, no insultes a quien te abra…

De: Señor X

A: Pedro

¿Qué le falta a mi prosa y es remediable, según tú criterio?

— o —


De: Señor X

A: Pedro

Asunto: Ver si podemos arreglar “lo nuestro”

Amigo Pedro:

Comprendo que estés reacio en estos momentos a ayudar en la carrera de un individuo colérico y jactancioso, que tuvo la poca vergüenza de agraviarte insinuando que eras un crítico gris y entregado a la industria de la literatura mercenaria. La verdad, muchas veces he tenido que disculparme ante mis amigos por estas salidas de tono alegando mi trastorno mental, mi infancia traumática, mi soledad de largos años que me ha hecho un ser huraño y hostil a los humanos… pero francamente, si he de decir la verdad, casi siempre, la verdadera razón es que me encanta la controversia y las discusiones apasionadas y tengo un poco de alma gitana y me gustan las navajas verbales y la jactancia viril.

Si, por un casual, esta explicación te sirviera como satisfacción al enfado que muy probablemente tendrás contra mí, te rogaría que, una vez liquidadas nuestras diferencias, me explicaras de modo más o menos preciso qué defectos le ves al comienzo de novela del señor X. Una lectora ya me indicó que el problema de esta novela es la falta de sosiego en la prosa, en la que se amontonan en una sola oración muchos elementos heterogéneos. Por eso no me extraña tu crítica contra mi prosa y la asumo. Pero quisiera que, si no es abusar de tu tiempo, me expusieras más pormenorizadamente las cosas en que crees que debo mejorar, juzgando por todo lo que hayas leído de mi autoría.

Sin más que añadir y esperando haber acabado con el enfado que yo mismo he generado, me despido, ojalá que no para siempre, porque ni siquiera un genio de la literatura como yo puede prescindir de nadie

Un abrazo, Pedro, y feliz lunes. Espero que mejor que el de la foto.

Adjunto: foto de una persona subiendo una montaña de papeles.

— o —


De: Señor X

A: Pedro

Asunto: Lamento mi comportamiento

 Gracias por tu consejo, Pedro. Has tenido conmigo una amabilidad que he demostrado no merecer. Hasta siempre.

Un abrazo, si me lo aceptas, compañero.

CONSEJO 10: Sé paciente.

No todo el mundo sigue tu ritmo. Está claro que una vez envías un email o remites tu libro a una editorial quieres que el receptor deje todo lo que esté haciendo y te atienda pero el mundo no funciona así. Una vez envíes un correo, ten la suficiente paciencia para asumir que puede que jamás tengas una respuesta o que ésta puede tardar más de lo que tú querrías. Por dar un par de ejemplos, George RR Martin tarda años en contestar al email, y John Howe unos 8 meses. Lo sé por experiencia.

Tras ser insultado en varias ocasiones no tenía intención de responder más al señor X, pero si no fuera el caso, hubiera debido esperar antes de enviar más emails.

No lo hizo. Este correo fue el último que recibí:

De: Señor X

A: Pedro

Asunto: Buenos días

Francamente, conozco abueletas menos duras de oído. Espero que tengas muchos seguidores, yo desde luego no seré uno porque no me fío de un crítico que lee las primeras páginas de los libros y extrae una conclusión inmutable, como si la literatura fuera una tarea de ingenieros o de técnicos mecánicos. La prosa de Proust fue juzgada por un crítico de su tiempo como torpe, el torpe era, en este caso, el crítico. Yo creo en el arte como creación individual para los individuos, esa manera tuya de entender la crítica me parece totalitaria.

Que pases buen día. Estas son las últimas palabras que oirás de mí, don’t worry.

 

Frente al divertido señor X, propongo el caso de otro escritor bastante diferente. Uno que efectivamente no necesita mi ayuda, pues vende decenas de miles de libros, y a quien recientemente he reseñado: Juan Gómez-Jurado.

No pido que te guste ni lo que escribe ni cómo lo escribe. Aquí lo traigo como ejemplo de elegancia en el contacto con sus lectores.

Al finalizar de reseñar su novela La leyenda del ladrón había detalles que no encajaban dentro de la reseña pero que quería comentar con el escritor; quería darle mi punto de vista justificado. Le remití un correo con algunas críticas más detalladas de las que incluyo en la entrada del blog.

Terminé el en torno a las 12 de la noche y lo envié. Cuando desperté ya tenía la respuesta en mi bandeja de entrada.

Comulgaba con unos puntos, justificaba algunos y estaba en plena discrepancia con otros. No hay nada que decir a esto. El autor tuvo la delicadeza de responder a un correo sincero de críticas de un lector al que le había encantado su novela pero había encontrado algunos altibajos en ella. El correo de Juan tenía  una extensión y detalle dignos de elogio (no incluyo los correos aquí dado que el contenido concreto no es relevante y no he solicitado permiso al escritor).

Por último, entre otras cosas, me daba las gracias.

CONSEJO 11: Agradece el tiempo que se te dedica.

Esta recomendación no se restringe a los intercambios literarios: da las gracias, continuamente. Quizá creas que no es necesario o que es excesivo, pero quien te ha dedicado su tiempo a cambio de nada puede que se sienta bien con sólo una frase. Pocos consejos de los que te he dado son más fáciles de seguir y cuestan menos de implementar. En el peor de los casos, ¿qué pierdes?

CONSEJO 12: Trabaja duro. Es lo único sobre lo que tienes verdadero control.

Ya acabo con un baño de realidad. No esperes una gran recepción de tu primer trabajo, ni del segundo, ni del tercero. Trabaja con intensidad cada uno de ellos, y déjalos cuando consideres que los has acabado (las obras de arte, decía Wilde, no se terminan: se abandonan). Mejórate a ti mismo en tu siguiente novela y sigue trabajando: apenas hay personas que viven bien de lo que escriben, así que no esperes milagros.

Suerte.

Y gracias por leerme.


Comparte esta entrada:
  • Facebook
  • Twitter
  • StumbleUpon
  • Digg
  • del.icio.us
  • Meneame
  • Google Buzz
  • Bitacoras.com
  • email
Tags: , , , , , , , ,
written by
The author didn‘t add any Information to his profile yet.
Related Posts

41 Comentarios a “Doce consejos para escritores noveles”

  1. Reply Miquel Codony (@Qdony) says:

    Enhorabuena Pedro,

    más allá de que el artículo es muy bueno y los consejos acertados… Dios como me he reído…

    Me he pasado el rato buscando citas de las cartas del sr. X pero al final, la que me ha llegado al alma y resume mejor su actitud creo que es: “la gente inteligente me sabe admirar”. ¡JAJAJA!

    Te felicitaría también por tu paciencia pero como estoy seguro de que de te lo pasaste bomba durante todo el intercambio creo que no viene al caso. ¡Un interlocutor asi no se paga con dinero!

    Muy bien 😀

  2. Reply Odo says:

    ¡Buenísimo! Lo mejor: “No incorpores tu foto salvo que seas modelo” XD

    Yo incluiría otro consejor más: No crees cuentas falsas para publicitarte en foros como si fueras un lector que ha leído tus libros y le han encantado. O, si lo haces, por lo menos pon algo más que “He descubierto un libro genial de un autor poco conocido. Tenéis que leerlo”. Canta mucho.

    También te daría un consejo a ti, Pedro: no contestes a los spammers. O sí, y sigue escribiendo artículos como éste. Con un par más, casi tienes para un libro como “Delete this at your peril” de Bob Servant (recomendadísimo, por cierto):

    http://www.amazon.com/Delete-This-Your-Peril-ebook/dp/B006WAYWM4/ref=sr_1_2?ie=UTF8&qid=1343634911&sr=8-2&keywords=delete+this+at+your+peril

    Gracias por hacerme reír un rato por la mañana 🙂

    Saludos

    Odo

  3. Reply admin says:

    Gracias jaja la verdad es que no me podía creer lo que me había caído en las manos.
    Odo, tienes razón, no se debe contestar a los spammers, pero ya lo menciono al principio, todo el mundo ha sido novato alguna vez y en lugar de rechazo y silencio seguro que se agradece una respuesta cortés o un apoyo si se puede dar. Es lo que traté de ofrecer al señor X, pero ya ves lo que llegó de vuelta, jeje.

    Bueno, al menos que sirva para otros, que es en efecto el objetivo de la entrada, además de que mis sufridos lectores tengan un rato de diversión por la mañana 🙂

    Un abrazo.

  4. Reply Darío Giménez Imirizaldu says:

    Lo primero, que me he meado encima con tus pleitos con el señor X. XDDD
    Lo segundo, que este artículo puede ser de muchísima utilidad para todos aquellos que se relacionan profesionalmente (o personalmente) con otras personas por correo electrónico, que es un canal en el que la ineptitud o la desidia pueden dar pie perfectamente a malas interpretaciones y al mal rollo.
    ¡Gracias por los estupendos consejos, Pedro!
    Un abrazo.

  5. Reply admin says:

    Darío, el mérito es del señor X, sin duda 🙂
    Por eso he decidido escribir esto: nadie nace sabiendo y hay gente que comete errores inconscientes. Si les ayuda la entrada, objetivo cumplido 🙂

    Un abrazo y gracias por comentar.

  6. Reply Mariano says:

    Santa paciencia que tienes 🙂

    Yo ya pasé mi etapa y ahora respondo (siempre respondo, tb a los spammers) con un único correo orientativo y pongo a su disposición mi muro publico en Facebook para un único post (solo uno, más lo considero spam) para que promocionen por sí mismos su obra. Muchos lo hacen, otros ni se toman la molestia…

  7. Reply Señora X says:

    Jejeje, al final hiciste lo que más les duele a los megalómanos, olvidarle y no contestar.
    Yo tuve que hacer lo mismo con una amiga (llegó a decirme que como escribía tan mal y ella tan bien, que le diese mis ideas que yo las desperdiciaba, :S), eso de los Simpsons de “a los monstruos no miréis” parece ser la única opción para que se vayan :S

    Seguro que el Señor X leerá el post y será el único que no lo disfrute ni le saque provecho, en fin… Esta amiga-endiosada que te digo sigue dando coletazos después de 3 años, entra en mi blog a ver si hablo de ella, :S
    Hoy le vas a dar una alegría y un disgusto al señor X, jajaja 😀
    Es una hostia pedagógica, no se puede ir así por el mundo.

    By the way, gracias por los consejos, resulta que los he seguido todos yo solita (eso debe ser que estoy madurando, jajaja) y ahora estoy en la parte de ser agradecida, 🙂

    Es que me sale solo, es que me siento más agradecida que en la canción de Rosendo, oiga 😉 porque hay personas que no me quieren, que no me conocen y, como bien dices, me han regalado su tiempo y se han tomado la molestia de ayudarme con los fallos y animarme con los aciertos 😀
    Lo flipo porque he vendido algunos en Alemania, en USA y en Inglaterra… que esos no son amigos, son almas afines (y lejanas, jejeje), todavia no me lo creo 🙂

    Y eso, perdón por el ladrillaco. No te pongo mi nombre porque esto no es autopromoción, solo quiero agradecerte el post, agradecértelo de ❤
    🙂

    Besotes!!!

  8. Reply Kitty says:

    Madre mia, que gran razón tiene y que mal que está el Sr. X, para mi que tiene doble personalidad o algo, porque no entiendo sus cambios en los mensajes…

    De todas maneras, la gente que, pese a que lo conocen solo en su casa, se lo tiene tan creido, me genera repelus. No puedo con la gente que se cree dios.

    Un beso y muy gran entrada!!

  9. Reply Tarsia says:

    Me ha parecido un post increíblemente gracioso y los consejos muy buenos.
    Aunque te ha faltado añadir “no le cuentes tu vida a las editoriales. A los críticos no les interesa saber si tu padre ha muerto o si tuviste una infancia traumática”.

  10. Reply Carlos says:

    “Yo escribo para perdurar en el tiempo, no para ganarme una mísera soldada”.

    Espero que esta frase sea Creative Commons. Porque me voy a hartar de usarla.

  11. Reply admin says:

    Un lector con un humor excelente me ha mandado este correo. ¡Imperdible!

    Estimado Sr. Morán,

    Te escribo porque un amigo me ha dicho que andas buscando escritores que te ayuden a promocionar tu “blog”. Yo esto de los “blogs” no lo sigo mucho porque me parece un poco amateur. Que no es como escribir de verdad, vamos, no sé si me entiendes… El caso es que mi amigo sí que lee “blogs” y me ha dicho que en tu web “LEER MAS LIBROS” buscas escritores noveles de calidad. Pues es tu día de suerte. Yo acabo de terminar una novela buenísima. Está mal que yo lo diga, pero es lo que me han contado todos mis amigos y familiares que la han leído. Hasta mi sobrina, que lee muchísimo. Fíjate que ya se ha leído cuatro de los de Harry Potter y eso que no hace tanto que salieron. Bueno, el cuarto no lo ha terminado aún, pero es que es que creo que es larguísimo. Más de 300 páginas, una barbaridad… Yo no leo tanto, bueno, casi no leo nada, pero creo que es porque nadie escribe libros como el mío, que sí que es interesante. Si hubiera más libros como el mío seguro que más gente leería. Además, me han dicho que se lee muy rápido. De hecho, a todos los que se lo he prestado me lo devuelven al día siguiente ya terminado. ¡Lo devoran!

    Supongo que estarás ansioso por saber cuál es esa oportunidad que te ofrezco. Como habrás adivinado, se trata de anunciar mi libro en tu web. Estoy seguro de que será un bombazo y luego podrás presumir de haber sido de los primeros (obviamente esto lo voy a ofrecer también a otras webs más serias) en hablar de él. Y lo mejor de todo es que no tienes que pagar nada. Ya sé que es sospechoso, que nadie da duros a tres pesetas y menos en estos tiempos, pero considéralo como un favor. Y a lo mejor, quién sabe, hasta tú me puedes hacer un favor en el futuro.

    El tema de mi libro, por lo que he podido ver en tu web (que es un poco rara, la verdad) creo que te interesará. Es la historia de dos lesbianas en la guerra civil española. Lo iba a situar en la actualidad, con la crisis y eso, pero como ya estoy pensando en la película pues seguro que a los del cine español les llama más la atención así.

    El libro aún no lo puedes comprar, lo siento, tendrás que esperar un poco. Estoy desarrollando con un amigo una web (profesional) para venderlo. Vamos a mandar el enlace a google y todo. Y lo podrás comprar en papel o descargarlo en Word (con clave, eso sí, para evitar la piratería). A mí lo del ebook no me gusta mucho, pero mi amigo me dice que ahora es lo que se lleva. Será una moda, digo yo.

    Por cierto, también te puedo ofrecer ayudarte con tu web que, como te he dicho, es un poco rara. Eso sí, ahí te tendríamos que cobrar, pero es una buena oportunidad. Por un plus hasta te mandaría el enlace a google también.

    Ah, y si la cosa tiene éxito (que seguro que lo tendrá) ya tengo pensado el siguiente libro que voy a escribir. Será una historia medieval, que parece que ahora está muy de moda con lo de la serie esa de “Juego de Reyes” (he oído que hasta han sacado libros). No sé si la conocerás, pero está teniendo bastante éxito. La echan en Antena 3. No es gran cosa, pero es lo que le gusta a la gente. Lo mejor es que muy fácil de escribir, porque como es todo inventado…

    Bueno, no te quiero meter prisa, pero necesitaría que me contestaras cuanto antes, porque no te puedo guardar la oferta mucho tiempo. En cuanto me des el sí, te mando una foto mía de estudio y la portada del libro, que la he hecho yo mismo con el Paint (es un programa muy completo para dibujar que viene con el Windows, no sé si lo conocerás).

    Saludos

    Estéfano Rey

    PD: Puedes tutearme.

    • Reply Ligeia says:

      Estoy intentando escribir algo que se merezca ser publicado. LLevo años en ello. Hoy me ha entrado una pequeña crisis y me he encontrado con esto. Me ha encantado.
      Entre Señor X y tú, habéis escrito un epistolario genial.

  12. Reply Cisne Negro says:

    Pues menudo imbécil, el señor X, (si me lo permites). O eso, o tiene la mala suerte de ser bipolar. Un saludo.

  13. Reply Chico Fusión says:

    Odo: Sin duda te refieres a la estrategia “Joana Pol”.

  14. Reply hansard says:

    Bravo.

    P.d. Se me han adelantado con el mail de coña 🙁

  15. Reply Carlos says:

    Hago notar que los correos del Sr. X siguen la serie sinónimos.org sí/sinónimos.org no.

    Hoy me has alegrado el día, Pedro.

  16. Reply Patry says:

    Increíble la clase de memos que tenemos en esta sociedad.

    Buenísimo tu artículo y unos consejos muy razonables.

    Vaya paciencia la tuya para aguantar a ese individuo maleducado.

    Con tu permiso, enlazo esta entrada en mi blog esta semana.

    Gracias

    • Reply admin says:

      Hola Patry, bienvenida.
      Permiso concedido 🙂
      Me temo que el gran problema de esta persona es que no se da cuenta realmente de lo que está haciendo. Hay gente que empieza y que realmente merece toda la ayuda que se les pueda dar. Hay otros en cambio que labran un camino que no esperan, y posiblemente no sepan ni cómo han llegado allí 🙁

      Un saludo

  17. Reply Mister Kaplan says:

    Hola, Pedro:
    He descubierto tu blog gracias a un reenvío por Facebook de tus consejos… y llevo diez minutos intentando escribirte, pero aún no he logrado acertar con todas las teclas: ¡¡divertidísimo!!
    Y, lo mejor de todo, un texto muy útil.
    Deberías plantearte dar cursos (insisto, soy nuevo: no sé si lo haces) o dar clases, o publicar manuales…
    Gracias por ayudarnos a disfrutar del día.

  18. Reply Héctor Muñoz says:

    ¡Hola Pedro!

    Desternillante pero a la vez un poco triste.

    No sé si el Señor X ha conseguido vender muchos ejemplares, pero como bien apuntas parece desconocer en absoluto el funcionamiento de un plan de comunicación.

    La autopublicación es dura, durísima. No consiste en terminar tu novel y esperar sentado a que te la compren. Necesitas crear una comunidad a tu alrededor que pueda “paladear” tus creaciones y decidir si después te compra.

    Responderle a sus correos y escribir el post me ha parecido un ejercicio de altruismo excelente, grandes consejos.

    Hasta pronto,

    Héctor M.

  19. Reply Gabriella Campbell says:

    Excelente artículo, ¡y además con ejemplos prácticos! Procedo a compartirlo a diestro y siniestro (en mi blog también, ya que veo que lo permites por comentarios anteriores).

    Me temo que me he encontrado a más de un Señor X. Son individuos un tanto extraños, que sospecho cambian tanto su tono por depender la cosa de si están borrachos o no. Otros tienen, directamente, doble personalidad. Si eres mujer además lo suelen aderezar con un descarado flirteo que se convierte en una actitud muy impertinente si no les sigues el juego. Un poco como el clásico buitre que te entra de forma descarada en una discoteca y se hace el ofendido si le dices que no ya de entrada, aduciendo que “no buscaban ligar, qué te has creído”. En ambos casos la inseguridad es patente (y comprensible: entrarle a una desconocida y compartir tu libro con otro son tareas que acojonan bastante).

  20. Reply Gabriella Campbell says:

    P.D.: Lo de Estéfano Rey me ha descojonado. Y lo tristísimo es que he recibido taaantos mails así… (¡Oye, te estoy haciendo un pedazo de favor permitiéndote que maquetes mi libro, tendrías que pagarme tú a mí por ello… ¿y si me robas las ideas?).

  21. Reply Víctor Gutiérrez says:

    Sinceramente, me ha parecido una maravilla de post.

  22. Reply Arien Baltbux says:

    ¡Madremía qué paciencia!
    Desde luego que sorprende sobremanera la falta de humildad de algunas personas…
    De toda manera, muchísimas gracias por los consejos, son de mucha utilidad ^^

  23. Reply Juliad says:

    Real como la vida misma. Me ha encantado, todo.

  24. Reply Rayco Cruz says:

    Amigo Pedro, gracias, gracias, gracias. Admiro tu paciencia con este señor al que lo menos que puede hacérsele es tildarlo de bipolar, con esos cambios de humor tan radicales. Tus consejos son excelentes y muchos deberían tenerlos en cuenta, no solo en literatura, sino en cualquier otro ámbito de la vida.
    Saludos.

  25. Reply Juan says:

    Magnifico resumen, y plenamente de acuerdo en todo. Toda mi admiración!!

  26. Reply Carmen Grau says:

    Un artículo fascinante, Pedro. El Señor X es, sin ir más lejos, un psicópata. He leído en varios sitios que abundan los escritores independientes de este tipo, enfadados, rechazados, humillados, con delirios de grandeza y en definitiva, mediocres. ¡Pero no me lo podía creer! ¿No tuviste miedo? Jajaja. Es que a mí me da mucho miedo esta gente… Tus consejos muy buenos. Un saludo desde Australia y encantada de haber encontrado tu blog.

  27. Reply Dani says:

    Dice ese tarado de Sr. X: “Mi talento no es una fantasía que yo haya elaborado para superar mi escasa autoestima, es un valor objetivo que puede reconocer cualquier persona inteligente que sepa lo que es la literatura”.
    Imagino que para él, las personas inteligentes sólo son las que saben apreciar SU literatura… muy tolerante, sí señor (ironía).

  28. Reply Tania A.Alcusón says:

    ¡¡Hola!! ¡Qué bien haber descubierto tu blog con esta muestra de “lo que no se debe hacer”.
    Este Sr. X, ¿Realmente no se daba cuenta de que aparte de impertinente resultaba ridículo y cutre? No puedo creer que haya gente tan ególatra y prepotente como para dirigirse así a los demás. Resulta cómico, pero Pedro, admiro tu talante. Si me tocase a mí lidiar con personas así, creo que sí les respondería (en algún punto del intercambio de correos) mandándoles a la mierda, ¡Jaja!
    Sólo con que el Sr. X hubiese releído sus mails sin pensar en la forma y dándole importancia al contenido, se hubiera terminado callando solito…

    Lo dicho, un placer y un saludo grande. Ah! Y aún con la clave de humor, ¡gracias por los consejos!

  29. Reply Antonia Romero says:

    Pues yo soy muy superficial, pero me he quedado con las ganas de conocer el nombre del escritor. Igual hasta le conozco 🙁

    Ahora en serio, me he quedado ojiplática (aunque también me he reído mucho).

  30. Reply ibizancio says:

    Buenas Sr. Pedro Román, con su permiso. A tenor de mi interés por la literatura, he descubierto su blog, y en la actividad que presenta en sus comentarios, nada caducos, me molestado en leerlos y asimismo analizar su artículo (aclaro: nada caducos porque hay blogs con muchos comentarios pero inactivos desde hace varios años). Para que usted no se sorprenda por la extensión de mi comentario, le anticipo que no sé si soy o no soy crítico literario, pero algunos y algunas así lo consideran, porque en algunas webs han vapuleado de lo lindo mis críticas literarias tan extensas e incluso a mi persona.

    Tras haber leído los comentarios privados compartidos con el señor X, y tomándolos presuntamente como ciertos (porque en internet hay que poner todo entre comillas porque nos manifestamos desde el anonimato), debo decir y así digo, que este señor X, me parece un señor que no sabe encajar las críticas, e impulsivamente, por esto, pierde la educación y las formas.

    A tenor de lo que dice en sus escritos y, tal como usted confirma, este señor se considera un megalómano con ansias de grandeza, que no pretende ser escritor, como usted dice, porque ya se lo considera. Sobre esto no diré nada, porque cada cual se puede considerar lo que quiera. Actualmente con el anonimato de internet favorable para todos, uno puede decir que es el Rey del Mambo o que nació en Sildavia, por ejemplo. Lo que realmente me parece grave es que este señor X diga que piensa cambiar los hábitos de lectura de los lectores, cuando son ellos los que tienen la última palabra. Deprimente. Lo de su derecho de soldada o pernada, y su perdurabilidad en el tiempo, eso sólo Dios lo sabe.

    En cuanto a usted, señor Pedro Román, y en su calidad de crítico literario, que usted airee y pormenorice correos privados, aunque no aparezcan nombres, me parece muy poco ético de su parte. ¿Acaso no es usted capaz de dar esos 12 consejos sin predisponer a nadie? ¿O acaso esos correos son de su propia invención? Si además, usted dice que exhibe esos correos para que sus sufridos lectores tengan un rato de diversión por la mañana, pues ya no es que se lo diga yo, porque ya lo dijo Julio César hace muchos años (“Aleas iacta est”) la suerte está echada. Usted acaba de perder su credibilidad como crítico literario que se adjudica. No obstante, no dejo de reconocer que todo este recochineo resulta muy sabroso para muchos outlets de dudosas intenciones literarias. Usted se gana unos adeptos y unos royalties, y… a seguir viviendo.

    Para mayor abundamiento, usted se preguntará ¿porqué le digo todo esto?, pues porque además de enjuiciar mis puntos de vista de esta manera, también soy escritor novel. He escrito tres novelas el pasado año 2012 y una pléyade de relatos. No, no me pregunte porque las novelas no están publicadas, sino guardaditas en mi disco duro, y de los relatos sólo he publicado uno en una web, pero no le facilitaré la dirección, porque alguien que se digna como crítico literario y contesta al señor X diciéndole que su agenda la tiene muy apretada, para luego escalfarlo (quemarlo) en su blog, pues a mi me parece que si el señor X, perdió las formas y la educación, usted perdió su ética, porque su respuesta casi equivale a un “no me gusta”, prepotencia a gusto de todos. Y si además usted dice que el señor Juan Gómez-Jurado no necesita ayuda porque vende decenas de libros, usted está condicionando su reseña, con lo cual usted no me parece un crítico literario válido.

    Últimamente están apareciendo en la caja tonta (antes adjudicada a la televisión y hoy a internet), multitud de profesores que se ilustran dando clases y consejos sobre cómo escribir una novela. Es mucho el interés que todo el mundo tiene en que la gente escriba y publique… ¿Y esto para qué, si los puntos de atención y lectura están muy diversificados? Bueno, nada diré al respecto, aunque tengo mi propia experiencia en este aspecto, y así aconsejaré a los escritores que, antes de presentar su novela a una editorial la tengan registrada en sus derechos de autor. Yo me considero autor autodidacta, y tengo mis maneras de construir y desarrollar las tramas, lo cual no significa que no cometa errores como todos los principiantes. Entiéndase bien lo que digo.

    Y esto es todo, y si en este blog, su propietario goza de la censura franquista, que todos queremos olvidar, de no publicar el comentario hasta que lo lea, pues todo quedará como decía el grupo español los Canarios, en los años 70, con Teddy Baustista al frente, en un doble cd de rock sinfónico, todo quedará en : “Una página más en el Diario del Programador Supremo”.

    Un saludo, y perdón por la extensión.

    • Reply admin says:

      Hola ibizancio, bienvenido.

      El mundo sería un lugar árido sin ejemplos. Todos los consejos se pueden explicar de la forma menos atractiva posible y serán rápidamente olvidados. O, por el contrario, se pueden ejemplificar con un intercambio de correos divertido e ilustrador, y seguramente quien no tuviera claras algunas cosas las visualizará mejor que con sólo fríos epígrafres, al igual que se entiende y saborea mejor una historia leyendo la novela y no la sinopsis de la contraportada.

      El hecho de que hasta hoy nadie conozca la verdadera identidad del señor X, y mucha gente (como quizá tú) dude que es real, quizá sea un punto a favor de mi ética. No soy yo, desde luego, quien puedo juzgarla: al igual que nuestra credibilidad, la decisión siempre está en manos de otros.

      Y el señor Juan Gómez-Jurado no necesita mi ayuda porque él solito vende decenas de miles de libros. Eso es un hecho. No entiendo que decir la verdad condicione nada.

      Por último, todos los comentarios de mi blog son revisados previamente por mí. No es censura: es higiene.

      Muchas gracias por comentar y un saludo.

  31. Reply cagafo says:

    A Kafka también le publicaron su epistolario sin su conocimiento y no le fue mal. Tras la tisis, claro.

    Qué calladito te tenías los de los royalties, bribón. A ver cuándo te invitas a algo.

  32. Reply Juan says:

    Pues a mí me ha gustado.

  33. Reply Nuria says:

    Tremendo el señor. Me ha recordado un montón a Ignatius J. Reilly, lo cual me ha despertado cierta ternura. Snif.

    • Reply admin says:

      Hola Nuria, bienvenida. Perdona la demora en responder.

      En efecto fue bastante incómodo; hubo una mezcla de vergüenza ajena, de enfado y de ternura. Al final decidí que lo mejor para todos era ignorarlo como persona pero resaltarlo como ejemplo para otros.

      Un saludo y gracias por comentar.

  34. Reply Ana Katzen says:

    La gente parece olvidar que las relaciones son recíprocas y que en la vida hay que ser humilde. Es algo que debemos tener presente, sobretodo a la hora de pedir ayuda.

    Muchísima paciencia le tuviste, yo hubiera renunciado al tercer mensaje. XD

  35. Reply Piroska says:

    Hola Pedro, me gustaría tu consejo acerca de lo siguiente:
    Acabo de autopublicarme en Amazon, una novela corta de 220 paginas que terminé de escribir a fines del 2013, luego de algunos meses esperando respuesta de algunos agentes literarios y editoriales. Resulta que ahora me responden de una editorial de Italia y que les gustaría publicar mi novela… ¿qué debo responder?
    ¿el hecho de que mi obra se encuentre en línea invalida otros esfuerzos?

    Muchas gracias y saludos cordiales.

    • Reply admin says:

      Hola.
      No entiendo muy bien la pregunta. Si quieren publicar tu novela y las condiciones que te ofrecen son buenas, adelante. Deberías advertirles que la has colgado y muy posiblemente te pedirán que la retires (ya que estarán comprando ellos los derechos de publicación).

      No sé si es a esto a lo que te referías.

      Un saludo y gracias por comentar.

Deja un comentario