05 Nov 2012

Entrevista con Karin Tidbeck, autora de Jagannath

5 Comments Fantasía, Noticias, Novela, Relatos


Hace unos días publicábamos una reseña de la reciente Jagannath, una excepcional colección de perturbadores cuentos.  Hoy os traemos una breve entrevista con la autora, la escritora sueca Karin Tidbeck.

leemaslibros (lml): ¿Cuál es el estado de la ciencia ficción y la fantasía en Suecia?

Karin Tidbeck (kt): Las cosas están mejorando mucho. El género pasó una larga depresión durante los años 90 y principios de siglo pero ahora los blogs, revistas y editoriales están apareciendo por todas partes. Las editoriales más grandes también están mostrando interés en la ficción fantástica. Nuevos autores, sobre todo de horror,  fantasía urbana y épica, han aparecido en escena en los últimos años. También hay un auge en los cómics fantásticos y de ciencia ficción, lo que es excelente, pues Suecia tiene una larga tradición de cómics de calidad. Soy muy optimista acerca del futuro.

 

lml: Hace unas semanas, recomendé a los nuevos escritores españoles de  ciencia ficción / fantasía escritores que estudiaran inglés y tradujeran sus obras, ya que el mercado local es bastante … complejo. Parece que seguiste ese mismo consejo hace varios años. ¿Era la única manera de expandir fronteras para tu trabajo? ¿Crees que es una buena opción? ¿Es la única?

kt: En ese momento me parecía la única opción viable. Sin embargo, podría haber elegido otras alternativas para expandir mi trabajo, como empezar una revista o la auto-publicación, pero habrían requerido más esfuerzo. Yo no poseo ese tipo de energía, pero admiro a los que la tienen. Una de las principales razones por las que el panorama sueco está despuntando ahora es que un grupo de personas muy creativas ha hecho precisamente eso. Aun así, la publicación en inglés representa un público más amplio, porque hay tropecientos lectores potenciales más, pero también porque la cultura literaria sueca todavía mira por encima del hombro a la ficción fantástica. A modo de ejemplo, mientras que mis dos libros en sueco ha conseguido un montón de cariño entre los blogueros literarios, revistas de género y el importantísimo registro de biblioteca (si logras una buena crítica en él, te aseguras la presencia en las bibliotecas públicas), las revistas generalistas y los periódicos no han mostrado casi ningún interés. Esto es lo habitual al escribir ficción fantástica, excepto cuando el puñado de periodistas que simpatizan con el género hacen un esfuerzo para destacarla. En general me siento muy irritada por el rígido encasillamiento en géneros y la fijación de la gente en si se trata de realismo social o no, en lugar de mirar los temas y la narrativa.

 

lml: ¿Cómo defines tu trabajo?

kt: No lo hago. A menudo me hacen esa pregunta, pero realmente no quiero ir más allá de decir “ficción fantástica” o “historias”. Véase mi enfado con las divisiones de géneros. Utilizo varios términos para describir lo que está pasando en Suecia pero, en realidad, los términos de género deberían emplearse sólo cuando sean necesarios como herramientas de discusión o análisis. Creo que es mucho más importante hablar de lo que sucede en las historias en lugar de “¿tiene dragones o cohetes?, ¿es realmente fantasía o no?”. Incluso no sé si me apetece usar más el término “ficción fantástica”, porque la gente se aferra a él en lugar de hablar de lo que tratan las historias. No hacen eso con el realismo social.

 

lml: La mayoría de tus cuentos beben de los mitos. Sin embargo, no usas a los populares dioses nórdicos sino más bien a desconocidos seres domésticos. Como experta en religiones comparadas, se podría pensar que tu primera opción serían Thor, Odín y compañía. ¿Fue una decisión consciente  ignorar lo enorme para explorar lo pequeño? Si es así, ¿por qué?

kt: Escribo sobre gente, a veces sobre gente que no son seres humanos. Los estados fronterizos, el territorio humano/no-del-todo-humano, me fascina. Para alguien que ha mamado la mitología nórdica, los Aesir y los Vanir resultan un poco aburridos en comparación. Son dioses, se van de aventuras, se meten en problemas y se pelean entre sí o castigan a los seres humanos. Lo sabemos todo sobre ellos, sus historias están escritas.

Las historias sobre dioses son también de índole distinta a las historias sobre criaturas folklóricas: tradicionalmente, los mitos sobre los dioses representan una forma de explicar por qué el mundo es como es, de dónde venimos, qué pasa después de la muerte, qué normas hay y qué sucede si las rompes. Básicamente definen la realidad y nuestro lugar en ella. Cuando empiezas a involucrar a los dioses, es inevitable que estos aspectos se cuelen en tu ficción.

En el folklore nórdico, como en el de muchos otros lugares, los seres humanos no tienen contacto directo con los dioses salvo en raras excepciones. Los humanos en cambio ven vittras, gnomos, trolls, nixies y cambiantes. Los dioses son seres enormes y abstractos con los que realmente no quieres chocar. El  folklore a menudo se refiere a los problemas humanos más inmediatos: ¿por qué mi vaca no da leche?, ¿por qué mi bebé es distinto de otros bebés?, ¿qué criatura estaba a los pies de mi cama y por qué no podía moverme? Solían ser trolls y brujas; hoy día son aliens (o conspiraciones gubernamentales). Contamos de forma compulsiva historias sobre estas criaturas folklóricas que sentimos alrededor pero que no son ni humanas ni divinas, y que pueden ser autóctonas o venir de alguna otra parte. Son muy interesantes.

 

lml: Jagannath es el nombre de una deidad hindú que significa “mundo” y que no tiene piernas. Al principio pensé que era una especie de broma, ya que tu jagannath es un mundo en sí misma pero con muchas patas. Más tarde se me ocurrió una idea más profunda de la historia como una especie de metáfora de nuestro propio mundo y la deficiente evolución de su funcionamiento. ¿Cuál es la verdad detrás de Jagannath?

kt: No escribo mis historias como metáforas, así que mi intención es exactamente la que se ve en la página, pero me encanta que los lectores puedan encontrar capas más profundas de significado en el texto. Así es como se supone que debe funcionar. Elegí el nombre (que a mi entender significa “Señor del mundo”), debido a la sensación que describe en lugar de por su significado etimológico. En la historia, Madre es una criatura enorme impulsada por un gran número de trabajadores que tritura y devora todo a su paso. Esa sensación de un ser enorme y consciente con una inercia casi imparable me llevó al concepto de Jagannath. En retrospectiva, también funciona el significado etimológico: Madre es, después de todo, la señora del mundo en cierto sentido.

 

lml: “August Prima” tiene un distintivo sabor carrolliano; “Arvin Pekon”, kafkiano. ¿Cuáles son tus influencias como escritora?

kt: Provienen de muchos lugares distintos. Podría nombrar algunos: Tove Jansson, HP Lovecraft, Samuel Delany, Elizabeth Hand, Neil Gaiman, Ursula K Le Guin, los cómics de Alan Moore, Frank Miller y  Enki Bilal. Y sólo nombro aquí escritores que amo: es siempre difícil saber lo que realmente te influye y las obras de las que sólo disfrutas. Todo lo que vemos y oímos se convierte en residuos para nuestra pila de compostaje mental. No he leído a Kafka muy ampliamente: supongo que sólo somos almas gemelas.

 

lml: “Las tías” es quizás la historia más extraña de esta colección, no sólo por la historia en sí, sino también porque no puede interpretarse aisladamente — es necesaria la lectura previa de “August Prima”  para entenderla completamente. Ambos cuentos funcionan muy bien juntos y ofrecen perspectivas sobre un universo muy interesante. ¿Tiene planes para escribir más cuentos dentro de dicho universo?

kt: Lo estoy considerando, sí. Dentro de ese mismo universo tengo unas cuantas historias más en cuya traducción estoy trabajando. En este momento tengo mucho sobre la mesa, pero ¡es posible!

 

lml: Acabas de publicar en sueco tu primera novela, Amatka. ¿Qué puedes contarnos de ella? ¿Cuándo la veremos publicada en inglés?

kt: Amatka es un tipo de “distopía utópica”. Trata sobre la colonización de un mundo donde la realidad se comporta de una manera muy diferente a como estamos acostumbrados. Tiene mucho que ver con la exploración del lenguaje y su efecto sobre la conciencia y la realidad. Actualmente estoy trabajando en su traducción.

 

lml: ¿Qué nos puedes contar sobre tus planes de futuro?

kt: Trabajo en la traducción de Amatka al inglés y en la elaboración de una nueva colección de cuentos en sueco, que traduciré después al inglés. Me gustaría poder volcarme más en la producción de nuevo material, pero dado que lo estoy escribiendo todo dos veces, es un proceso lento.

 

Agradecemos desde aquí el tiempo que ha sacado Karin Tidbeck de su apretadísima agenda para responder a nuestras preguntas. La entrevista íntegra en inglés está disponible en el blog Sense of Wonder.


Comparte esta entrada:
  • Facebook
  • Twitter
  • StumbleUpon
  • Digg
  • del.icio.us
  • Meneame
  • Google Buzz
  • Bitacoras.com
  • email
Tags: , , , , , , , , , , , , , , ,
written by
The author didn‘t add any Information to his profile yet.
Related Posts

5 Comentarios a “Entrevista con Karin Tidbeck, autora de Jagannath”

  1. Reply Cristina says:

    Pedro, gracias por esta entrevista que, junto a la reseña de Jagannath, te dan unas ganas tremendas de añadir esta autora a la Pila 🙂

  2. Reply Pedro says:

    Estoy deseando que aparezca su novela. Si está a la altura de estos cuentos, dará muchísimo que hablar.
    Gracias a ti, Cristina 🙂

  3. Reply JM says:

    Ya está en la pila. Y le tengo ganas a esa novela, tiene buena pinta.

  4. Reply Miguel says:

    A mí me gustaría haberle preguntado si ese proceso doble de escribir la obra y luego traducirla piensa mantenerlo en el futuro. Me parece loable pero, para alguien con tanto talento, también una pérdida de tiempo, dado que podría aprovecharlo para crear nuevas historias. Y nunca está de más darnos trabajo a los traductores profesionales, que hoy en día (como cualquier otro gremio) estamos muy necesitados.

    ¡Muchísimas gracias por la entrevista, por cierto!

    • Reply admin says:

      Hola Miguel,
      Sí, eso parece por lo que comenta. Sospecho que a ella tampoco le hace gracia, pero tiene que ser una editorial US/UK quien le contrate la novela y se ofrezca a pagar por la traducción.

      Dicho de otra forma, no creo que sea capricho, sino que no está vendida todavía y está facilitando la labor.

      Un saludo.

Deja un comentario