29 May 2012

Reseña de El yelmo del horror, de Victor Pelevin

4 Comments Cómic, Ensayo, Fantasía, Novela, Reseña


Cualquier libro que comience con una cita de Borges me tiene ganado de antemano: estoy predispuesto a que me guste.

Este es el caso de El yelmo del horror, originalísima reinterpretación del mito de Teseo y el Minotauro contada desde las pantallas de un chat.

 

Comenzado por ARIADNA a las xxx p.m xxx xxx aC GMT

Construiré un laberinto en el que pueda perderme junto a quien trate de encontrarme — ¿quién dijo esto y sobre qué?

Con este enigmático párrafo comienza no solo la novela, sino el hilo de chat al que todos los protagonistas están conectados. Cada uno de ellos ha aparecido en una especie de habitación o celda, sin saber cómo. Un pequeño baño y una puerta de bronce con un símbolo es todo lo que les rodea, aparte del terminal desde el que cada uno escribe.

Mostradamus, Ariadna, IsoldA y el resto de participantes en el hilo narran lo que sucede en sus celdas, explorando los laberintos particulares que se encuentran tras cada puerta sin entender muy bien qué significan. Hay discusiones cruzadas, búsqueda de significados: cada laberinto parece haberse construido a medida de cada participante en aquel misterio, aunque en todos aparecen dos enigmáticos enanos (a los que nunca se les ve el rostro) junto a una figura gigantesca cubierta por un inexplicable yelmo.

Dice Pelevin en la introducción: “Resulta notable que la misma historia pueda ubicarse en distintas categorías por diferentes observadores: lo que para Teseo se plantea como misión o retorno al hogar, para el Minotauro es un brutal sacrificio a Dios.

Del mismo modo, resulta muy difícil encuadrar este libro dentro de un único género: El yelmo del horror escarba la alienación, la confianza, la simbología y la filosofía existencial de los moradores de un laberinto en el que no está claro quién es Teseo y quién el Minotauro, ni si hay un laberinto o ninguno o muchos.

¿Es ciencia ficción? ¿Fantasía moderna? ¿Mitología? ¿Desvarío pedante? ¿Diálogo platónico? Sería incapaz de decantarme por un solo género aunque, como muchos productos modernos, contiene trazas de todos.

No recomiendo este libro a casi nadie. Mejor dicho: para poder recomendarlo con probabilidades de acertar, tengo que conocer a esa persona, saber de sus lecturas. Genial y bromista, brillante y ridícula, compleja y engañosa, El yelmo del horror no es una novela para todos los gustos. Desde luego, sí para el mío.

Pelevin fue seleccionado por The New Yorker como uno de los mejores escritores europeos de menos de 35 años y The Observer lo incluyó dentro de su lista de “21 escritores para el siglo 21”.

La novela está publicada en inglés dentro de la doblemente fabulosa colección The Myths, de Canongate y en español por Salamandra dentro de su colección de Mitos universales.

Pelevin opina que “la única verdadera tradición literaria rusa consiste en escribir buenos libros de una forma que nadie haya intentado antes”. Con El yelmo del horror, él mismo continúa esa tradición.

Nota final: 9


Comparte esta entrada:
  • Facebook
  • Twitter
  • StumbleUpon
  • Digg
  • del.icio.us
  • Meneame
  • Google Buzz
  • Bitacoras.com
  • email
Tags: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,
written by
The author didn‘t add any Information to his profile yet.
Related Posts

4 Comentarios a “Reseña de El yelmo del horror, de Victor Pelevin”

  1. Reply Miquel Codony (@Qdony) says:

    Pues tiene muy buena pinta. Voy a buscarlo, me has convencido. El original debe ser en ruso, ¿no?

    De la serie de Mitos de Canongate sólo he leído el de Philip Pullman (“The Good Man Jesus and the Scoundrel Christ”) y me gustó muchísimo, sobre todo cuando me di cuenta de que no era una broma.

    Un abrazo,

    Miquel

    • Reply admin says:

      La verdad es que ha sido toda una sorpresa, a mí me ha encantado, aunque no es un libro para un público amplio. Es posible que a ti sí te guste.
      Sí, original ruso, yo he leído la versión inglesa para Kindle, pero me voy a comprar en papel todos los de la serie, me parece buenísima.

      Un abrazo.

  2. Reply David says:

    Hace años intenté intenté leer a Pelevin con “La vida de los insectos”. Acabé dejándolo, y, sin embargo, siempre he tenido la sensación de que valía la pena darle una segunda oportunidad. Quizá después de leer esta reseña sea el momento. Por cierto (ejem): que la traducción castellana es de Ricard Altés y Natàlia Boronat ;).

  3. Reply admin says:

    Hola David,
    No sabría si recomendártelo. Es un libro bastante extraño. El más popular de Pelevin es El meñique de Buda (que leeré en breve).

    No he mencionado a los traductores españoles porque lo he leído en inglés y no sé cómo es la traducción en español, ni si se ha hecho directamente del ruso o de la inglesa, pero muchas gracias por hacerlo tú 🙂
    (Y no he mencionado al traductor inglés porque hubiera quedado raro no hacerlo de los españoles jeje).

    Un saludo

Deja un comentario