06 Feb 2012

Diez consejos para leer más

Comments Off on Diez consejos para leer más General


¿Cómo puedo  leer un libro a la semana?“. Ésta fue la pregunta que me hicieron hace poco en twitter. Hay muchísima gente a la que le gustaría empezar a leer más cada año. La excusa más habitual para no hacerlo: la falta de tiempo. Aquí ofrezco algunas ideas más sobre cómo aumentar el ritmo de lecturas y espero que los lectores que visiten este post hagan lo propio en los comentarios. Hay pocas cosas más gratificantes que lograr que alguien lea más, así que ¡animaos!

1. Reduce las horas de televisión

Este consejo es probablemente el más sencillo de aplicar. La cantidad de horas semanales que (de media) se dedican a la televisión son suficientes no ya para leer un libro, sino para escribirlo. Ver la televisión sólo los fines de semana o en días alternos, por ejemplo, ahorra con facilidad 10 horas para leer.

2. Usa Kindle

Dar el salto a la lectura “digital” es complicado. Yo mismo era muy reacio pero, como cuento en esta entrada del blog, una vez se da el paso, no hay vuelta atrás. Con un lector de libros digitales se lee más. Kindle de Amazon no sólo es un gran dispositivo, sino que dispone de todo un ecosistema de aplicaciones para smartphones que te permiten continuar la misma lectura aunque no lleves el dispositivo lector a mano. Es decir, en casa puedes leer un libro en tu dispositivo Kindle, y continuar leyéndolo en tu móvil mientras comes, en una sala de espera, ¡hasta en el baño!. No más tiempo perdido.

3. Usa Goodreads

Goodreads es una “red social” para amantes de los libros. No importa si lees mucho o poco o nada, te recomiento utilizarla. Como mínimo, te servirá para llevar control de los libros que has leído en el año: tiene un “reto 2012” al que te puedes apuntar indicando el número de libros que quieres leer este año, y te indica cuántos llevas, cuántos te faltan y el porcentaje de progreso. Además, sirve para buscar libros similares a los que te gustan, hay listas de libros recomendados por lectores, etc.  Por supuesto, es gratuita.

4. Busca gente para lecturas grupales

La “presión” externa siempre es un aliciente a la hora de forzarnos a hacer algo. Busca en tus redes sociales gente aficionada a la lectura (en Goodreads seguro que encuentras…) y organiza o apúntate a lecturas grupales. Poder comentar “en vivo” sobre el libro que se está leyendo, preguntar dudas, o simplemente reírse de lo malo que es hace todavía más amena la experiencia de la lectura y nos “obliga” a leer si no tenemos hábito.

5. Buscar recomendaciones

La gente que disfruta de la lectura suele ser bastante pasional a la hora de recomendar libros. Busca recomendaciones en foros, blogs, Facebook, etc. Hay más gente dispuesta a ayudarte de la que crees.

6. Lee lo que te gusta

Es obvio que todos somos diferentes y no tenemos exactamente los mismos gustos. Leer lo que le gusta a otros no sólo no es divertido: es contraproducente. No importa si se trata del mayor best-seller del año, del libro de moda o de un clásico: no lo leas si no te gusta. La lectura es para disfrutar, no para sufrir.

Busca lecturas que te llamen, que hablan de temas que te sean cercanos, que sean cortos o largos, según prefieras (aunque si lees poco, los libros cortos te resultarán más abordables), que estén escritos por un autor que te interese, etc. Si hay literalmente millones de historias increíbles entre las que elegir, ¿por qué conformarte con un libro que no te atrae?

7. Escucha audiolibros

Otra excelente opción para aprovechar todo el tiempo muerto son los audiolibros. Simplemente, son grabaciones de libros leídos por un narrador y disponibles para todos los formatos: CDs, mp3s, aplicaciones para móvil, etc. Puedes “leer” en el coche, el metro, el tren, el autobús, e incluso andando por la calle. Personalmente no los utilizo mucho pero tienen muchísima aceptación entre la gente que emplea varias horas al día en trayectos.

8. Lee cómics

Si lo último que te suena de cómics es el TBO o crees todavía que son cosa de niños, bienvenido al siglo XXI. No sólo hay varios cómics que entran en cualquier lista de las mejores novelas del siglo XX, sino que el abanico de opciones es abrumador. Si sueles leer poco, o el tiempo que pretendes dedicar a la lectura no es demasiado, son una magnífica elección. Las ilustraciones, la brevedad y la sencillez del texto (normalmente sólo hay diálogos) facilitan la lectura rápida. No los descartes de antemano: puede que te sorprendas.

9. Sé realista

Ser voluntarioso sirve de poco si tienes objetivos inalcanzables. Es descorazonador intentar alcanzar la luna con una escalera. Si no lees habitualmente, no pretendas leer 50 libros al año de golpe. Ponte una meta que represente un reto que te mantenga motivado y te satisfaga cuando lo alcances, pero no te plantees un imposible o acabarás abandonándolo pronto. Si leer no es lo tuyo, creo que 3-5 libros al año son una cantidad más que decente como objetivo. Y cada año, sube un poquito el número.

10. Disfruta

Ya lo he dicho antes pero es importante repetirlo: disfruta. Es lo mejor que puedes hacer y la única recomendación que realmente deberías seguir en cualquier circunstancia. Si un libro no te gusta, déjalo: hay más y mejores. Si sufres leyendo, busca libros más sencillos o más cortos, prueba con cómics, etc. Y si nada funciona y realmente lo has probado todo, dándole una oportunidad sincera, no leas y disfruta del resto de tus aficiones.

Espero que te sirvan estos consejos y, si puedes y quieres, deja el tuyo en los comentarios.


Comparte esta entrada:
  • Facebook
  • Twitter
  • StumbleUpon
  • Digg
  • del.icio.us
  • Meneame
  • Google Buzz
  • Bitacoras.com
  • email
written by
The author didn‘t add any Information to his profile yet.
Comments are closed.