30 Jan 2011

V de Vendetta, de Alan Moore

10 Comments Cómic, Fantasía, Reseña


El documental más polémico de 2010 ha sido posiblemente “El juego de la muerte“.

La televisión francesa decidió realizar un experimento para comprobar el poder de la televisión y la autoridad sobre las personas. Ciudadanos comunes se prestaban voluntarios para participar en lo que creían que era un concurso.

Dos participantes en cada prueba: uno real, el voluntario. Otro ficticio, parte del grupo que organizaba el experimento.

Cada vez que el concursante ficticio fallaba una pregunta, el voluntario, la persona corriente seleccionada para el experimento, debía aplicarle una descarga eléctrica. Desde una sala cerrada, cuyo interior el voluntario no ve, el concursante ficticio simulaba dolor y gritaba ante la descarga eléctrica. El voluntario escuchaba perfectamente las súplicas para que parara. Según avanzaba el concurso, las descargas “aplicadas” eran cada vez mayores, y los alaridos de sufrimiento aumentaban.

De los 80 voluntarios seleccionados, sólo abandonaron 16; el resto aplicó las descargas a otro ser humano hasta el final porque lo pedía la presentadora del concurso. De entre los que continuaron, había un nieto de judios perseguidos durante el Holocausto. Otra concursante confesó: “Desde que era niña me he preguntado por qué los nazis lo hicieron. Y ahora estoy yo haciendo lo mismo“.

Lo que pocos (si alguno) ha dicho es que ese atroz experimento, casi palabra por palabra, con la misma escalofriante conclusión y exactamente el mismo porcentaje de abandonos, fue descrito en tan sólo 4 viñetas de este libro, más de 20 años antes de la elaboración del polémico documental.

Confío en que este ejemplo haga ver a algunos lo lejos que están los cómics de ser material infantil.

V de Vendetta” es una novela gráfica para adultos, para “las personas que no quitan las noticias”, según palabras de David Lloyd, dibujante de la obra. Comparada por algunos con el 1984 de Orwell, narra un escenario postnuclear en el que Inglaterra se encuentra bajo un régimen fascista.  El protagonista, que no tiene nombre y al que se conoce como “V“, orquesta bajo su máscara la vendetta para derrocar al sistema.

Portada de "V de Vendetta", de Alan Moore

V” no es un héroe ortodoxo. No tiene piedad, no tiene escrúpulos, no es compasivo. Nadie se puede interponer en su camino, sin importar las consecuencias. Sin embargo, la magia de Alan Moore hace que sea lo admiremos e identifiquemos con él.

Sobre todo, “V” nos hace abrir los ojos,  nos hace preguntas que quizá no queramos plantearnos desde nuestro cómodo sillón. El mundo es gélido más allá de los cobertores con los que nos cubrimos: Moore no duda en quitarlos y dejarnos desnudos ante escenarios helados. Y como le ocurre en una escena de la obra a Evey, protegida de “V“, allí  estamos sólo nosotros para responder con sinceridad.

El dibujo y color son excepcionales, no por su calidad técnica (para la que no tengo criterios de evaluación), sino por su ajuste perfecto al tono de la obra: brumosos y terriblemente ingleses, transmiten instintivamente  la sensación opresiva y de inestabilidad que ha de empapar las vidas de los que viven sin libertades.

Como con todas las traducciones, siempre se pierde algo. Con las obras que hablan desde dentro de una cultura (en este caso, la inglesa), se pierde todavía más. Poco lectores no ingleses sabrán quién fue Guy Fawnes (el personaje del que se disfraza “V“), o qué es y qué representa el Old Bailey, por ejemplo. Es inevitable. Por eso es de agradecer que el traductor haya logrado mantener una característica de la obra original: cada episodio tiene un título que empieza por la letra “V”, un recurrente durante toda la novela.

Si has tenido la gran fortuna de no ver la película todavía, estás de enhorabuena. No investigues más sobre si merece o no la pena leer esta obra maestra: puedes tropezar con spoilers, y no todos los días vas a encontrar un diamante literario que no hayas leído. Compra o busca en la biblioteca este libro, o pidéselo a un amigo y, si puedes, reserva 4 ó 5 horas ininterrumpidas para leerlo. No puedo garantizar que te guste (cada uno disfruta con cosas distintas), pero puedo asegurarte que saldrás tocado de su lectura.

A eso se dedica la mejor literatura.

Lo mejor:

  • La trama, cómo todo se interconecta y culmina en un final plenamente satisfactorio.
  • El vértigo de tener entre manos una joya irrepetible.

Lo peor:

  • La envidia que tendrás de todos los que aún no lo han leído y van a descubrirlo por primera vez.

Nota final: 9/10


Comparte esta entrada:
  • Facebook
  • Twitter
  • StumbleUpon
  • Digg
  • del.icio.us
  • Meneame
  • Google Buzz
  • Bitacoras.com
  • email
Tags: , , , , , , , , , , , ,
written by
The author didn‘t add any Information to his profile yet.
Related Posts

10 Comentarios a “V de Vendetta, de Alan Moore”

  1. Reply Weldon says:

    La primera vez que leí algo de Alan Moore quedé conmocionado como sólo me ha pasado tres o cuatro veces en mi vida al enfrentarme a un autor por primera vez. Tuve la sensación de estar ante alguien que me gusta sobre todas las cosas, alguien que va por delante y que funciona bajo un talento y una inspiración inabarcables. Exactamente igual que la primera vez que vi una película de Michael Haneke, el último genio que ha dado el cine.
    Yo no sabía leer cómics (ni he aprendido todavía) cuando lo leí por primera vez, pero no me hizo falta para quedarme acojonado, porque Alan Moore es un escritor, no un guionista de tebeos. De hecho aún no he leído ningún tebeo comparable a varios de los de Moore. Por eso no me parece un buen argumento para defender el alcance narrativo del cómic, porque incluso en la literatura es rarísimo encontrar un escritor con su talento y su genio. Y, efectivamente, leer su primera novela publicada me dejó igualmente fascinado. A ver si termina esa cosa de 2000 páginas de la que dice sentirse más orgulloso que de ninguna otra cosa que haya escrito. Lo que sí parece claro es que una vez que acabe con el tercer tomo de La liga de los hombres extraordinarios, no volverá al tebeo nunca más. A mí, mientras siga escribiendo lo que sea, me da igual.

  2. Reply admin says:

    Hola Weldon, un placer verte por aquí 🙂

    Siempre es bueno indicar “lo máximo” que ha dado un género para que lectores y escritores sepan hasta dónde se puede llegar. Otra cosa, es cierto, es dar “falsas esperanzas”. No soy un experto en cómics, pero desde luego no he visto muchas cosas como Watchmen y V de Vendetta, y estoy reservando todo lo posible (hasta tener un buen hueco sin interrupciones previstas) la lectura de “From Hell” y “La voz del fuego”.

    Coincido contigo. La única vez que recuerdo (no que haya ocurrido) haberme enfrentado a otro escritor que sabía a ciencia cierta que estaba más allá de mi comprensión, del que tenía la certeza de estar en otro plano de percepción, alejado del que yo veía, fue Lawrence Durrell y su “Cuarteto de Alejandría”. No recuerdo nada de la historia, pero la sensación de estar ante alguien más grande que yo no la he olvidado.

    Con Alan Moore ocurre lo mismo, no juega en la misma liga que el resto, ni casi es el mismo deporte…

    Como anécdota, me ha encantado leer al final del tomo, en la sección donde él y David Lloyd cuentan cómo se gesto el libro, la parte donde dice que cada episodio podía hacerlo en 4 ó 5 horas si todo iba bien. Y si todo iba mal, lo rehacía varias veces y acababa desesperado ante su falta de talento, jurando no volver a escribir.

    Nunca sabes si creerte estas cosas o no, pero me ha hecho gracia leerlo de alguien que todos consideramos un genio.

    No sabía que tenía planeado abandonar el cómic, ¿ha dado alguna razón?

  3. Reply Weldon says:

    Dice que ya no le interesa el mundo del cómic. Que hace años que no se encuentra con un tebeo que le interese y que como autor la industria se lo hace todo de lo más incómodo. Parece que piensa terminar la Liga porque es algo que le divierte y ya tiene empezado, pero ha dejado de encontrar placer en la narración secuencial.
    http://www.wired.com/underwire/2009/12/alan-moore-dodgem-logic

    Me apunto a Durrell.

  4. Reply admin says:

    Lástima, al final siempre la industria se interpone y frena al talento y el arte. No conozco mucho de su “vida” normal, pero no creo que sea el tipo de persona que esté comprando lectores de libros electrónicos. El modelo directo al autor que algunas empresas proponen, quizá pudiera hacerle recapacitar…

  5. Reply Alb oliver says:

    Puff, la primera vez que lo leí creo que todavía iba a la E.G.B., en la primera edición de Ediciones Zinco… Menos mal que el tiempo me hizo volver a interesarme y poder disfrutarlo, (y aparte como dices, ya sabía quién era Guy Fawkes xD)Merece la pena darle una lectura. Saludos!

    • Reply admin says:

      Hola Alberto,
      Yo he tenido la suerte de descubrirlo ya “crecidito”, que me parece que viene bien para entender (y asimilar) algunas cosas. ¡Tuvo que ser un impacto leer esto en EGB!

  6. Reply Bomarzo says:

    Cuñado, muchas gracias por el descubrimiento.

    • Reply admin says:

      Que un nuevo lector descubra a Alan Moore es el mejor resultado que puede dar un “post”.
      Disfrútalo y coméntanos tu opinión cuando lo termines.

      Y gracias por comentar 🙂

  7. Reply sRy_ says:

    sobre el experimento de la televisión francesa del año pasado, no fueron tan innovadores, pues ese mismo experimento viene explicado en el libro de E.Aronson, ‘El animal social’ de 1972.

    estoy de acuerdo con que V de Vendetta es una joya ( y la película también la disfruté)!!
    🙂

  8. Reply admin says:

    Hola sRy_, bienvenida.

    Todos los días se aprende algo nuevo. No tenía ni idea, pero le echaré un vistazo, parece interesante.

    Yo vi primero la película y me gustó mucho, pero hubiera preferido leer primero el cómic. Ya no me pasa más jeje

    Gracias por comentar.

Deja un comentario