08 Jan 2017

Amatka, de Karin Tidbeck

No Comments Ciencia Ficción, Novela, Reseña

Hay autores con los que adquirimos una deuda intangible: por recomendarlos; por contribuir a vilipendiar sus obras; por descubrírselos a otros lectores; por auparlos en nuestro palmarés.

Karin Tidbeck es para mí uno de esos autores.

Hace tiempo reseñaba aquí su Jagannath, una fabulosa colección de relatos que descubrí por casualidad muy poco después de su primera publicación en inglés. Al saber que Tidbeck ya tenía concluida Amatka, su primera novela, no tuve más remedio que hacerme cargo de mi deuda.

La parte física de Amatka no defrauda: sugerente portada de Zuri Negrín, cuidada edición. Publicada por Ediciones Nevsky y sólidamente traducida por Marian Womack, Amatka nos adentra desde el arranque en en territorio clásico de las sociedades distópicas. Artífice conocedora de los límites y las demandas del relato corto, a Tidbeck le basta con la primera frase para para ubicarnos por completo: “Brilar Vanja Essre Dos, ayudante de documentación en la empresa Especialistas en Higiene de Essre, era la única pasajera en el auto-tren que se dirigía a Amatka.” 

En torno a la ciudad de Amatka gira la trama y el sentido real del libro. Los personajes, como en muchos otros ejemplos distópicos, son sólo excusas para hablar de modelos organizativos y de control social.

En este caso, el modelo en el que se inspiran las cuatro colonias (Essre, Amatka y otras dos que no tienen ningún papel en la novela) es puramente comunista. Quizá es útil recordar aquí que Tidbeck procede de Suecia, país donde se otorga un papel fundamental al Estado.

Podría hablar ahora del peso que Tidbeck da a la poesía como agente del cambio; del rechazo social al mismo; de la preocupación cabalística que hay en Amatka por el acto de nombrar; de la estructura narrativa y del sabio empleo de los informes que Vanja envía a sus superiores para nutrir silenciosamente de contenido la trama, etc. Pero creo que el foco de esta reseña debe estar en otro lugar.

En la ciudad de Amatka hay que trabajar para que todo se mantenga igual, para que las cosas no cambien y todo se derrumbe. Los materiales son fungibles y requieren atención continua para que mantengan su forma. Algo parecido le ocurre a este libro: Amatka-novela alberga el espíritu de un relato extenso (que no alargado), pero como a las sustancias de Amatka-ciudad, le falta algo de consistencia, un poco de vida insuflada. Hasta la escritura tiene tintes fríos, casi comunistas, como las relaciones de los personajes entre sí y con su entorno. Abundan los paralelismos: Amatka es su propia reseña.

Da la impresión de que la escritora sabía pero no ha querido, que se ha contenido, que ha buscado asegurar antes que arriesgar, que podía haber llegado más lejos y lo ha dejado estar. No es que no consiga lo que se propone, sino que lo que se propone, y lo que consigue, es quizá menos ambicioso de lo que al menos a este lector le hubiera gustado y el resultado final ha sido menos robusto de lo que podría haber sido. Esperemos que en futuras novelas, conocedora ya de los entresijos del formato largo, Tidbeck se sienta más cómoda y pierda el miedo a equivocarse; lo que, para bien o para mal, redundará en obras más polarizantes.

En parte heredero de El cuento de la criada, de Atwood, tocado en algunos lugares con la locura de Kafka y la opresión de 1984, brillante en ocasiones, prudente casi siempre, Amatka nos ofrece uno de esos interesantes casos en los que la memoria de un libro es superior a su lectura.

25 Jul 2013

Ciencia ficción: la historia futura

No Comments Ciencia Ficción, Ensayo

Para los despistados: los fantascopistas estamos realizando una lectura compartida de The Seven Beauties of Science Fiction, un soberbio libro de ensayos en el que su autor, Itstvan Csicsey-Ronay Jr. (CR7 en adelante) analiza minuciosamente siete aspectos memorables de la ciencia ficción.

Hoy me toca resumir y comentar la tercera de las «bellezas»: la historia futura. ¡Deseadme suerte!

Read more

08 Apr 2013

Mucho por escalar

20 Comments Ciencia Ficción, Ensayo, Fantasía, General, Novela

Cenaba con un editor. Hablábamos, cómo no, de libros. Sus preferidos, los Grandes, libros con mayúsculas, libros que yo también adoro.

En un momento de la conversación me miró pensativo y dijo: “no entiendo cómo puedes leer ciencia ficción”.

En aquel momento, sonreí. Ahora, le ofrezco una larga respuesta.

Read more

30 Jan 2011

V de Vendetta, de Alan Moore

10 Comments Cómic, Fantasía, Reseña

El documental más polémico de 2010 ha sido posiblemente “El juego de la muerte“.

La televisión francesa decidió realizar un experimento para comprobar el poder de la televisión y la autoridad sobre las personas. Ciudadanos comunes se prestaban voluntarios para participar en lo que creían que era un concurso.

Dos participantes en cada prueba: uno real, el voluntario. Otro ficticio, parte del grupo que organizaba el experimento.

Cada vez que el concursante ficticio fallaba una pregunta, el voluntario, la persona corriente seleccionada para el experimento, debía aplicarle una descarga eléctrica. Desde una sala cerrada, cuyo interior el voluntario no ve, el concursante ficticio simulaba dolor y gritaba ante la descarga eléctrica. El voluntario escuchaba perfectamente las súplicas para que parara. Según avanzaba el concurso, las descargas “aplicadas” eran cada vez mayores, y los alaridos de sufrimiento aumentaban.

De los 80 voluntarios seleccionados, sólo abandonaron 16; el resto aplicó las descargas a otro ser humano hasta el final porque lo pedía la presentadora del concurso. De entre los que continuaron, había un nieto de judios perseguidos durante el Holocausto. Otra concursante confesó: “Desde que era niña me he preguntado por qué los nazis lo hicieron. Y ahora estoy yo haciendo lo mismo“.

Lo que pocos (si alguno) ha dicho es que ese atroz experimento, casi palabra por palabra, con la misma escalofriante conclusión y exactamente el mismo porcentaje de abandonos, fue descrito en tan sólo 4 viñetas de este libro, más de 20 años antes de la elaboración del polémico documental.

Confío en que este ejemplo haga ver a algunos lo lejos que están los cómics de ser material infantil.

Read more